Además de préstamos, el Departamento de Educación de los Estados Unidos proporciona Subvenciones Pell a estudiantes con necesidad financiera. Las Subvenciones Pell no tienen que ser pagadas.